CUMBRE DE LOS PUEBLOS UE/CELAC – RED DE INTELECTUALES “CONSTRUYENDO ALTERNATIVAS “

martin-almada_265944
Martin Almada
Premio Nobel Alternativo y miembro del Comité Ejecutivo de la Asociación
Americana de Juristas (AAJ),Descubridor del ARCHIVO DEL TERROR.

BRUSELAS, 10 Y 11 DE JUNIO DEL 2015.
La unidad de nuestros pueblos no es simple quimera de los hombres sino el inexorable decreto del destino, nos decía con acierto Simon Bolívar. En el mismo sentido optimista se pronunciaba Karl Marx con su afirmación de que “queríamos tomar el cielo por asalto pero estábamos lejos de ser ángeles”. Para Marx, tomar el cielo por asalto era conquistar el poder y ponerlo en manos del proletariado. El cielo era la sociedad capitalista y los poderosos los dueños ocasionales del cielo. Siempre nos enseñaron que era así, que el cielo era de ellos y que les pertenecía por derecho divino.

He creído oportuno empezar esta ponencia con estos dos pensamientos para recordar que las alternativas se construyen en gran parte sobre utopías que empujan la acción de cambio hacia una sociedad mejor.
Estamos en la capital europea donde se acumula riqueza y se distribuye pobreza. En esta bonita y elegante capital funciona la Comisión Europea, órgano legislativo y ejecutivo de la UNION EUROPEA. Pero Bruselas es, además de capital de la paz, capital de la guerra, al ser sede de la OTAN, una organización militar que ha causado, y sigue causando, inmensos daños a los pueblos que quieren liberarse del yugo del poder imperial de occidente y ser dueños de sus destinos. Lo curioso es que la OTAN solamente acata las órdenes de Washington y no de Bruselas, lo que hace evidente que Bruselas es, en este sentido, una prolongación de los EEUU, como han demostrado los escándalos recientes del masivo espionaje norteamericano de comunicaciones en la UE. La escasa reacción de Bruselas y demás capitales europeas ha puesto en evidencia la supeditación de los países europeos al poder de Washington.

Este hecho no es más que una de las contradicciones que podemos observar en la UE. Hay otras. Nosotros hemos aprendido en nuestras universidades de influencia marcadamente colonialista que Europa era la cuna de la civilización; hemos leído que aquí surgieron los grandes filósofos, historiadores, las grandes revoluciones sociales que empujaron el carro de la historia, que ha proporcionado y proporciona artistas y científicos que se llevan los premios Nobel. La propia UNESCO, la Agencia de las Naciones Unidas que se ocupa de difundir los avances en materia de Educación para la Paz, tiene su sede en la ciudad luz de París, y desde allí irradia su trabajo por todo el mundo.

Pero hay que señalar que a pesar de los pesares Europa fue siempre escenario de guerras. Increíble la primera guerra mundial (1914-1918) que dejó como saldo mas de 20 millones de muertos, mas de 20 millones de heridos y mas de 6 millones de desaparecidos. Fue una guerra sangrienta. Pero no se aprendió la lección, y veinte años después el mundo se horrorizó con la segunda guerra mundial (1939-1945) que dejó como saldo más de 60 millones de victimas, un genocidio irreparable. Fue el conflicto armado más sangriento de la historia.

Mientras hoy la Unión Europea sigue siendo militarista, teniendo en su seno a la OTAN (la Organización del Tratado del Atlántico Norte, creada en 1949 y con un gasto militar que supera el 70% del gasto militar mundial) América Latina y el Caribe a través de UNASUR se declaran territorios de paz, libres de armas de destrucción masiva y piden a los Estados Unidos de Norte América el retiro de todas sus bases militares en la Región y el cierre de la escuela de asesinos que funciona actualmente en el Fuerte Benning, en el Estado de Georgia. Inclusive pretendemos que esa escuela sea convertida en un Centro de Enseñanza de los Derechos Humanos y la protección del Medio Ambiente.

Este fuerte componente militarista de la UE, y la misma OTAN, tienen como uno de sus objetivos el combatir y eliminar cualquier alternativa al sistema de dominio capitalista encabezado por los EEUU. Alternativas como las que están apareciendo en América Latina y que son contempladas con un gran recelo por el Imperio, que desarrolla políticas agresivas para acabar con los gobiernos que no le son afines.

El Dr. Ernesto Samper, Secretario General de UNASUR, afirmó en el cónclave de Panamá (10 y 11/IV/15) “que ningún país tiene derecho a juzgar la conducta del otro ni mucho menos pretender imponer sanciones o castigo por su cuenta. Agregó, que Estados Unidos de Norte América, que no ha ingresado formalmente en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, se reserva el derecho a promover juicios”

Repasemos brevemente algunas de las alternativas, antiguas y actuales, que podemos contemplar en América Latina, empezando por mi país, Paraguay, un pequeño país con un inmenso sueño. El gran Eduardo Galeano dijo que“Paraguay fue exterminado. El único país hispanoamericano de veras libre fue paradojicamente asesinado en nombre de la libertad. Paraguay no estaba preso en la jaula de la deuda externa, porque no debía un centavo a nadie, y no practicaba la mentirosa libertad de comercio, que nos imponía y nos impone una economía de importación y una cultura de impostación.” Efectivamente, durante los gobiernos de Gaspar Rodriguez de Francia, y de los López (1811/1870), auténticos visionarios, no se permitió el funcionamiento de un solo banco privado en Paraguay. En nuestro país poscolonial llegó a aplicarse un socialismo suigeneris, de raíz latinoamericana que fue, en su momento, una auténtica alternativa al sistema dominante. En cualquier momento de la historia encontramos procesos de construcción de alternativas. Por eso saludamos hoy con simpatía a los dos FANTASMAS que recorren Europa: Syriza en Grecia y Podemos en España.

Chavez: el trueno latinoamericano.

Pero sin dudarlo, la construcción de una de las alternativas más poderosas de los últimos tiempos en América Latina la realizó el Comandante Hugo Chavez en Venezuela, y su proyección se extendió por países del continente creando un sistema que pronto recibió los ataques del Imperio, que percibió rápidamente el peligro de un sistema alternativo que podía poner en peligro su hegemonía en el continente. Hoy, tras su fallecimiento, le ha sucedido Nicolás Maduro, cargado de esperanza y rebeldía que continúa su obra.

En la historia de los pueblos y de los hombres existen fechas que por su trascendencia se vuelven imborrables. Así parafraseando al notable escritor paraguayo Augusto Roa Bastos en su genial obra El trueno entre las hojas, “un día un trueno cayó en Venezuela y se quedó entre las hojas. Un joven militar comió esas hojas y empezó a rugir como el trueno en su cuartel reclamando justicia social, llegando al extremo de declarar la guerra al capitalismo productor de hambre y sembrador de pobreza. Fue el fallido golpe de 1992 y que le costó 2 años de cárcel.

¿Pero quién fue Hugo Chávez? Su infancia y su adolescencia en los llanos de Barinas estuvo preñada de penurias económicas en un ambiente familiar eminentemente rural donde el papel de la mujer juega un rol importante, sin olvidar el influjo de la leyenda de su bisabuelo, Maisanta, el ignorado Robin Hood venezolano. Según el escritor venezolano Modesto Guerrero, también fue muy fuerte en la vida política inicial del joven militar Chavez, la presencia de un “viejo sabio comunista”, José Esteban Ruiz-Guevara.
Es decir, Chavez bebió primero de las aguas del marxismo latinoamericano para entrar después de lleno en las fuentes europeas, lo que dio paso a su radical posición contra el imperialismo norteamericano.
Chavez, cuando fue elegido democráticamente presidente de Venezuela, trasformó el país con su voluntad de acero y espíritu indomable, dando prioridad al reclamo de su pueblo y sobreviviendo a un golpe de Estado de 2002.

Chavez encendió la llama de la unidad latinoamericana. Demostró que es viable lo que Allende pretendió llevar a cabo en Chile en la década del 70, la construcción de la sociedad socialista por la vía pacifica utilizando el recurso de la propia democracia. Cabe aclarar que el sueño de Allende no fracasó sino que se interpuso en su camino el imperio norteamericano, siendo Henry Kissinger, entonces Secretario de Estado. Este organizó el ascenso de Pinochet y creó el 25 de noviembre de 1975, hace 40 años, la OPERACIÓN CONDOR, el pacto criminal acordado entre los militares de Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay y que dejó un saldo de mas de 100.000 victimas (dirigentes sindicales, docentes, estudiantes, artistas, periodistas y profesionales de las mas diversas disciplinas, religiosos/religiosas, intelectuales, etc).

La OPERACIÓN CÓNDOR apuntó, no sólo a la desaparición física de todos ellos, sino que con su terrible represión pretendió la destrucción de las distintas expresiones de luchas sociales, políticas, educativas y culturales. Así el Imperio, supuestamente defensor de la “civilización occidental y cristiana”, destruyó violentamente de un “ cañonazo” a la clase pensante de América Latina: su mejor capital social. Por ese motivo los países del CÓNDOR hoy están huérfanos de liderazgo. Este delito imperdonable, por ser una clara violación a los derechos humanos, es imprescriptible.

Estados Unidos, a pesar de su política imperialista, y de promover el golpe de Estado de 2002, no ha podido evitar que Venezuela se convierta en un laboratorio de alternativa política. Una alternativa política que en su momento Chávez construyó al constatar, ya de joven, que en su país y en América Latina reinaba una miseria planificaba desde Washington. Fue testigo, y sufrió en carne propia, la impunidad económica, política, cultural y jurídica, y se propuso luchar contra ella. Y derribó el muro de esta impunidad soplando los aires de cambio en favor de los pobres, de Venezuela y de América Latina. Chávez fue una semilla que se hizo árbol, y muy frondoso. Chávez fue un revolucionario que simbolizó la rebeldía y dignidad, venezolana y latinoamericana. Despertó a los dormidos y organizó a los despiertos, conformando conciencias criticas tal como planteaba Paulo Freire. Demostró que el pueblo despierto y organizado es el mejor gestor y fiscal de sus propios intereses, y que no hay una educación neutra sino que ésta forma parte de la lucha por la liberación de los pueblos. En otros términos, Chávez ayudó a pasar de la bronca a la rebeldía y de la rebeldía a la organización.

El Comandante Chávez convocó a más de 50 filósofos del mundo para enfrentar ideas, y recuerdo que un filosofo le preguntó en el transcurso de la primera reunión que significado tenia su SOCIALISMO DEL SIGLO XXI. El respondió: soy militar y por mi formación la filosofía no estaba a nuestro alcance pero que tenía muy claro que el neoliberalismo era capaz de generar riqueza pero distribuía pobreza. Chávez soñó y encontró una alternativa diferente construida desde la base donde se lucha contra la precarización de la vida, el saqueo de los bienes naturales y la contaminación ambiental. Por eso nos dijo que convocaba a intelectuales de todo el mundo a diseñar con su pueblo el SOCIALISMO DEL SIGLO XXI. El Comandante Chavez era como el Che, porque decía lo que pensaba y hacia lo que decía.

El Comandante Chávez pasó a ser el líder de todos los latinoamericanos porque luchó contra el enemigo del pueblo, contra la imposición de la pobreza a través del ALCA, contra las empresas transnacionales explotadoras, contra el condicionamiento de la palabra y contra la precarización del pensamiento, contra la exclusión, etc.

Chávez propició una alternativa al sistema impuesto por el Imperio. Creó una nueva geopolítica internacional de identidad nacional y autodeterminación de los pueblos soñando con un mundo multicéntrico y multipolar. Su muerte conmocionó al mundo, pero no detuvo el proceso. Este no quedó huérfano, tenemos a Nicolás Maduro, el continuador de sus obras, que continúa con vigor la lucha contra el neoliberalismo salvaje y criminal.

Este evento se realiza justamente cuando la agresividad norteamericana está llegando en su máxima expresión contra el gobierno y el pueblo de Venezuela para acabar con alternativa al neoliberalismo y apoderarse de sus riquezas naturales con miras a consolidar un nuevo orden mundial a través de la guerra y la opresión.

Venimos a este evento internacional a cerrar filas con Venezuela y defender el principio de no injerencia en los asuntos internos de la Revolución bolivariana y en defensa del pueblo venezolano a regir su propios destino.

Venimos a este evento a rendir homenaje al Comandante Chávez, el TRUENO LATINOAMERICANO y a su sucesor NICOLÁS MADURO, que cargado de esperanza y rebeldía continúa su obra.

Bruselas,11 de junio del 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s